Oso negro

Los osos negros son los más pequeños de las tres especies de osos de Alaska (los otros dos son los grises y los osos polares), y tienen un hocico más puntiagudo que los osos grises. Por muy extraño que parezca, los osos negros no siempre son negros. Los colores varían de blanco o cremoso a marrón o canela. Incluso podría ver un oso de un raro azul "glaciar", que se encuentra cerca de Yakutat en el Pasaje Interior y ocasionalmente en otras partes del sudeste de Alaska. Pasan sus veranos engordando con salmón y bayas, y pueden aumentar cientos de libras en el transcurso de unos pocos meses. Varias áreas de avistamiento de osos designadas del estado ofrecen un lugar estratégico seguro y fascinante para observar a los osos mientras comen, juegan y crían a sus cachorros.

Dónde encontrarlos:

Los osos negros viven en la mayoría de las regiones boscosas de Alaska, desde el extremo más al sur del Pasaje Interior hasta bien al norte del Círculo Ártico y casi toda la extensión este-oeste del estado. A los visitantes que caminan por los senderos del sudeste de Alaska se les aconseja hacer mucho ruido para evitar sobresaltar a los osos. Generalmente no molestarán si saben que hay gente acercándose.

Cuándo venir:

Los osos negros hibernan durante el invierno, por lo que no podrá verlos en esta estación. Por lo general, hibernan en otoño y salen en primavera. En algunas de las áreas más al sur, pueden aparecer durante un invierno cálido, mientras que en el extremo norte pueden hibernar entre siete y ocho meses.